Tecnología

Podcast ciencia | ¿Qué está pasando con los ovnis?

El mundo parece estar viviendo una nueva resurrección del fenómeno OVNI. Tal vez las noticias actuales nos lleven a recordar la fiebre que se vivió en los 70 y 80; pero a diferencia de las informaciones de aquella época, en las que primaban testimonios altamente cuestionables sobre supuestas abducciones y experimentos a bordo de naves espaciales y a manos de seres de diversas formas y colores, en esta ocasión los mimbres parecen más sólidos.

Por un lado, están las comparecencias hace un par de semanas en el Congreso de Estados Unidos de tres testigos, uno de ellos el exoficial de Inteligencia David Grusch, a quien la dirección del grupo de trabajo del Pentágono sobre UAP (‘fenómenos aéreos no identificados’, en sus siglas en inglés) le encargó que identificara todos los programas secretos relacionados con estos fenómenos. Grusch relató ante la Cámara de Representantes que el Gobierno de Estados Unidos tenía desde hacía al menos cuatro décadas un programa de ingeniería inversa con el que estaba estudiando restos de naves, y que entre esos restos habían encontrado «restos biológicos no humanos». Estas declaraciones hicieron muchísimo ruido y será ahora, a finales de agosto, cuando salga el informe con la respuesta del Gobierno, que se espera con tanto interés como impaciencia.

Por otro lado, está la parte más científica, comandada por el polémico astrofísico Avi Loeb, el científico que dijo que el objeto interestelar Omuamua podía ser la carcasa de una nave extraterrestre. Loeb estaba muy interesado por conseguir los datos que manejaban las Fuerzas Aéreas estadounidense de un meteoro que detectó en 2014, tres años que Oumuamua, y cuyos restos cayeron ante las costas de Papúa Nueva Guinea.

Loeb quería investigar acerca de aquel bólido que había viajado a una velocidad al doble de lo habitual, y finalmente consiguió acceder a esos datos el año pasado, que señalaban con una certeza del 99,99% que ese objeto no venía de nuestro sistema solar, sino que procedía de otras estrellas. Era el dato que le faltaba a Loeb para sospechar que ese objeto podría ser artificial.

Con todos los datos precisos de trayectoria, Loeb calculó el lugar donde este meteorito había estallado, y montó una expedición en barco, para el que construyó una especie de plataforma de arrastre magnética que barrió el fondo de la porción de Océano Pacífico delimitada por Loeb y encontró unas 700 ‘esférulas cósmicas’, o lo que es lo mismo, microesferas metálicas de un milímetro o menos, redondas y magnetizadas, que Loeb afirmó en sus primeras conclusiones que podían ser restos de una nave extraterrestre.

La crítica de la comunidad científica fue inmediata y casi unánime, puesto que hace falta un análisis muy sesudo y muy exhaustivo para poder decir lo que Loeb estaba sugiriendo, y ese análisis es el que está a punto de salir ahora a finales de agosto.

Con lo cual, a finales de agosto tendremos el informe de la NASA sobre las declaraciones explosivas de Grusch y de los otros dos pilotos de las Fuerzas Aéreas; el estudio de Avi Loeb sobre las esférulas y, aprovechando la coyuntura, el libro del astrofísico contando cómo fue la aventura de la expedición. Así que se han juntado justamente para finales de este mes un montón de de cosas interesantes con ese tema central de las posibles naves extraterrestres. ¿Qué opináis vosotros?

Puedes escuchar también todos los episodios del podcast ‘Materia Oscura’ en Spotify, Ivoox, Apple podcast y Google podcast.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba