Actualidad

Petro niega que el jefe del Ejército ocultara datos sobre presunto ataque contra el fiscal general

Publicado:

El mandatario consideró que el titular del Ministerio Público debe aclarar cuáles fueron las fuentes que le alertaron sobre la supuesta acción en su contra.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, desestimó la posibilidad de que el comandante del Ejército, Luis Mauricio Ospina Gutiérrez, tuviera relación con los supuestos planes para atentar contra la vida el fiscal general, Francisco Barbosa, y de otras personas.

La víspera se conoció que Ospina Gutiérrez deberá acudir el próximo 22 de agosto al Ministerio Público para rendir una declaración jurada sobre el supuesto ataque que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) habría planeando desde Venezuela para atentar contra Barbosa, según la denuncia interpuesta por el ente acusador la semana pasada.

«Según mi investigación interna, y como comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, debo decir que no fue así«, afirmó el mandatario en una interacción en la plataforma X, antes conocida como Twitter.

Una denuncia que no llegó

Petro sostiene que la información que obtuvo el titular de la Fiscalía no llegó al «conducto regular», que es la comandancia del Ejército o la presidencia, por lo que solicitó al ente acusador y a inteligencia que establezcan «la veracidad de la fuente».

Barbosa dijo en un comunicado, divulgado la semana pasada, que las fuentes de información provenían de inteligencia militar, del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y de la Policía Judicial.

El Ministerio Público divulgó en sus redes que había sido informado sobre la preparación de un atentado terrorista contra Barbosa, supuestamente planeado en Venezuela por cinco altos mandos del ELN. Este grupo guerrillero –que se encuentra en el cuarto ciclo de diálogos con el Gobierno, en Caracas– negó que estuviera al frente de esa acción.

Una prolongada disputa

Barbosa, quien se encuentra en Washington (EE.UU.) el pasado martes pidió medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para protegerlo a él y a su familia. En declaraciones difundidas en los medios, dijo que su denuncia no había tenido «ningún tipo de eco ni de rectificación por parte del Gobierno o del presidente Gustavo Petro».

Ante ese señalamiento, el mandatario respondió que, como medida de prevención, había ordenado al comandante del Ejército fortalecer la seguridad del excomandante Eduardo Zapateiro, del fiscal general y de las «demás personas amenazadas».

Petro y Barbosa protagonizan desde hace meses una larga y controvertida disputa, entre reclamos mutuos sobre las competencias de sus cargos. Mientras el fiscal considera que su función al frente del Ministerio Público ha sido criminalizada, el presidente ha manifestado que desde esa institución se busca deponerlo.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba