Tecnología

los restos de un cohete chino con una ‘carga útil secreta’ dejaron un doble cráter en la Luna en 2022

El pasado 4 de marzo de 2022 los restos de un misterioso cohete se estrellaron contra la cara oculta de la Luna y dejaron un doble cráter claramente impreso en su superficie.

Descubiertos mucho tiempo antes, en el año 2015, y designados como WE0913A, esos restos pasaron largos años dando vueltas por el espacio antes de estrellarse contra nuestro satélite natural. Pero no llamaron la atención hasta el mes de enero de 2022, cuando el rastreador de desechos espaciales estadounidense Bill Gray predijo que caerían en la cara oculta de la Luna en cuestión de pocos meses. Gray también sugirió entonces que podía tratarse de la segunda etapa de un cohete Falcon 9 lanzado en 2015 por SpaceX, la empresa de Elon Musk. Pero observaciones posteriores y análisis de datos orbitales atribuyeron a esa basura espacial un origen muy diferente: se trataba de la etapa superior de un cohete chino lanzado en 2014. Algo desmentido de inmediato por las autoridades espaciales del gigante asiático.

Ahora, en un artículo recién publicado en ‘The Planetary Science Journal’, un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona ha resuelto definitivamente la duda al confirmar que el objeto que cayó en la Luna fue el cuerpo del cohete Larga Marcha 3C, lanzado en 2014 como parte de la misión china Chang’e 5-T1, diseñada para realizar pruebas para el módulo de aterrizaje lunar que le siguió.

Lo más extraño, sin embargo, llegó cuando las imágenes del lugar del accidente, tomadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) de la NASA el 25 de mayo de 2022, mostraron que los escombros, de alguna manera, habían dejado no uno, sino dos cráteres superpuestos en el interior del cráter Hertzsprung, en el lado oculto de la Luna. Algo inédito en los por lo menos 47 cuerpos de cohetes de la NASA estrellados contra la Luna a lo largo de toda la carrera espacial. Ninguno de ellos, en efecto, dejó un doble cráter jamás. ¿Qué podía haber ocurrido esta vez?

El cohete transportaba ‘algo’

En su estudio, los investigadores sugieren que la causa más probable es que el cohete llevara una ‘segunda carga útil’ a bordo, una no declarada por la Administración Espacial Nacional de China (CNSA), y cuyo origen, al estar en la cara oculta, que nunca es visible desde la Tierra, será difícil de determinar.

«Es la primera vez que vemos un doble cráter -afirma el ingeniero aeroespacial Tanner Campbell, autor principal del estudio-. Sabemos que en el caso de Chang’e 5 T1, su impacto fue casi directo hacia abajo, y para que esos dos cráteres tengan aproximadamente el mismo tamaño, se necesitan dos masas aproximadamente iguales y separadas entre sí».

Seguido por los astrónomos del Catalina Sky Survey desde 2015 hasta el momento mismo de su impacto, los investigadores tenían a mano la información suficiente para analizar con detalle el movimiento de WE0913A y los cambios en la luz que reflejaba. Algo que esperaban que les permitiera descubrir de qué se trataba exactamente.

El resultado fue que el misterioso objeto rotaba a través del espacio, dando vueltas de un lado a otro, lo cual indicó que había una segunda masa que actuaba como contrapeso de los motores en el otro extremo del cohete. Según el estudio, esta disposición es la razón por la cual, al estrellarse contra la Luna a aproximadamente 9.290 km/h, los escombros formaron los dos cráteres.

La CNSA china, por su parte, no ha querido decir nada sobre la naturaleza de esa carga adicional. Y lo que es más, sigue negando que se tratara de uno de sus cohetes. «Obviamente -dice Capmpell- no tenemos idea de qué pudo haber sido: tal vez alguna estructura de soporte adicional, o instrumentación adicional, o puede que algo más. Probablemente nunca lo sabremos».

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba