Sexualidad

Lavado anal: ¿de qué se trata y en qué casos se recomienda antes del sexo?

en el interior sexo anal, La limpieza es uno de los factores más importantes para prevenir la transmisión bacteriana y hacerlo de forma higiénica. Por eso, para realizar una limpieza profunda, muchos optan por las duchas vaginales anales.

Este procedimiento debe realizarse con mucho cuidado, ya que existen contraindicaciones que pueden ser perjudiciales. Para explicar cómo se realiza, la ginecóloga Corina Hidalgo y el urólogo Jorge Saldaña nos dan sus recomendaciones.

¿Qué es el lavado anal?

Ambos especialistas señalaron que el lavado anal consiste en aplicar soluciones para limpiar la zona intestinal. Se pueden realizar por prescripción médica antes de un procedimiento intestinal o antes del coito anal con el objetivo de reducir la carga de gérmenes y prevenir infecciones.

¿Cómo se realiza este procedimiento?

  • Compre soluciones con el aplicador (enema).
  • Lávese las manos de antemano y limpie el área anal de antemano.
  • Acuéstese de lado y lleve sus piernas fetales a su pecho.
  • Use lubricantes de silicona o a base de agua en el botón insertado en el ano y se puede usar anestesia coloidal.
  • Insértelo, apriete el enema con el contenido y apriete las nalgas. Tienes que ir al baño para que el contenido anal pueda salir en segundos.
  • En el momento en que aprietas y sacas el enema, no debes dejar de apretarlo, de lo contrario el aparato puede hacer que se vuelva a introducir todo lo que se ha limpiado.

¿Con qué frecuencia se puede realizar un lavado anal?

Corina Hidalgo señaló que a menos que tengas una enfermedad, no es necesario hacerlo regularmente.

“Te puedes infectar si no tienes la higiene adecuada al momento de hacerlo, te pueden salir fisuras anales por el problema de la colocación, o te puedes deshidratar porque las soluciones que se usan son soluciones hipertónicas”.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba