Actualidad

Haití: Violencia armada alcanza ‘niveles inimaginables e intolerables’

La violencia armada ha alcanzado niveles inimaginables e intolerables en Haití”, Alta Comisionada Michelle Bachelet dichoinstando a las autoridades haitianas, con el apoyo de la comunidad internacional, a restablecer rápidamente el estado de derecho y proteger a las personas de los enfrentamientos.

Situación en espiral descendente

Entre el 24 de abril y el 16 de mayo, al menos 92 personas no afiliadas a pandillas y unos 96 presuntos miembros de pandillas, según se informa, murieron durante ataques armados coordinados en la extensa capital haitiana.

Otros 113 resultaron heridos, 12 se reportaron como desaparecidos y 49 fueron secuestrados para pedir rescate, según cifras corroboradas por funcionarios de derechos humanos de la ONU, aunque el número real de muertos puede ser mucho mayor.

Es crucial que se tomen medidas urgentes para restablecer el estado de derechopara proteger a las personas de la violencia armada y exigir responsabilidades a los patrocinadores políticos y económicos de estas pandillas”, subrayó la Sra. Bachelet.

Brutalidad espantosa

Parte de la violencia brutal incluye decapitaciones, quema y desmembramiento de cuerpos, junto con el asesinato de menores acusados ​​de ser informantes de bandas rivales.

La violencia sexual, incluida la violación en grupo de niños de hasta 10 años, también ha sido utilizada por miembros de pandillas armadas para aterrorizar y castigar a las personas que viven en áreas controladas por rivales, según la Oficina de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH). También se han reportado reclutas de pandillas infantiles.

Efectos ondulantes de la violencia

Durante las últimas tres semanas, miles de personas, incluidos niños, se han visto obligadas a abandonar sus hogares y buscar refugio en sitios temporales o familias de acogida en otras zonas del país.

“La violencia de las pandillas ha tenido un impacto severo en los derechos humanos más básicos de las personas”, dijo el Alto Comisionado.

“Decenas de escuelas, centros médicos, negocios y mercados permanecen cerrados, y muchas personas luchan por encontrar productos básicos, como alimentos, agua y medicamentos.

Carreteras cooptadas

Al mismo tiempo, el movimiento a lo largo de las dos principales carreteras nacionales que conectan la capital con el resto del país se ha visto seriamente comprometido debido a que las pandillas ejercen el control en las áreas bajo su influencia.

“Tales restricciones en el movimiento de personas y bienes también podrían tener impactos devastadores a largo plazo en la ya difícil situación económica en Haití”, dijo la Sra. Bachelet.

Alimentando la anarquía

También detalló que la fragilidad de las instituciones del Estado, en particular la policía y el poder judicial, ha alimentado la anarquía, y expresó temor de que la violencia solo se intensifique ya que las operaciones policiales en curso aún no han restablecido el orden público.

Además, ha habido informes de algunas violaciones de derechos humanos durante estas operaciones.

La violencia de las pandillas ha tenido un impacto severo en los derechos humanos más básicos de las personas: Comisionado de Derechos Humanos de la ONU

“Es necesario fortalecer las instituciones del Estado para combatir la impunidad y la corrupción”, dijo.

“Las autoridades tienen el deber de proteger la vida de todas las amenazas razonablemente previsibles, incluidas las amenazas que emanan de personas y entidades privadas, como las bandas criminales armadas”.

No te olvides de Haití

A pesar de sus múltiples y prolongados desafíos, el Alto Comisionado dijo: “Haití no debe ser olvidado y debe seguir siendo una prioridad para la comunidad internacional”.

“Insto a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para evitar que la situación se salga aún más de control”, subrayó.

En las próximas semanas, la ONU Consejo de Seguridad se debe debatir el futuro mandato de la presencia de la ONU en Haití.

Es primordial que los derechos humanos de los haitianos estén en el centro de la respuesta internacional, incluso en temas relacionados con la violencia sexual y de género, concluyó la Sra. Bachelet.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba