Tecnología

Encuentran una «cápsula del tiempo» en el Himalaya de 600 millones de años con datos claves sobre la evolución de los océanos

Un grupo de científicos ha descubierto gotas de agua atrapadas en depósitos minerales que probablemente procedían de un antiguo océano que existió hace unos 600 millones de años. Los investigadores del Instituto Indio de Ciencias (IISc) y la Universidad de Niigata, en Japón, han observado este hallazgos oculto entre las montañas del Himalaya que presentan pistas sobre la evolución de la Tierra.

«Hemos encontrado una cápsula del tiempo de los paleo océanos», ha mencionado Prakash Chandra Arya, estudiante de doctorado del Centro de Ciencia de la Tierra (CEaS), del IISc, y primer autor de estudio, evidenciando que los depósitos minerales podrían tener una valiosa información sobre las condiciones de los océanos.

Los científicos creen que hace entre 700 y 500 millones de años, la Tierra presentó gruesas capas de hielo que la cubrieron durante un largo tiempo prolongado, lo que se conoce como glaciación Snowball Earth, o bola de nieve.

El análisis de los depósitos, que tenían carbonatos de calcio y magnesio, también permitió al equipo proporcionar una posible explicación de los eventos que podrían haber llevado a un importante evento de oxigenación en la historia de la Tierra. Lo que siguió con el aumento del oxígeno atmosférico, conocido como el Segundo Gran Evento de Oxigenación. Este momento condujo a la evolución y aparición de formas de vida complejas.

Sin embargo, hasta ahora los científicos no han comprendido en totalidad la relación exacta entre estos eventos, debido a la escasez de fósiles bien conservados y la desaparición de los océanos antiguos. Debido a esto, el Himalaya, y sus rocas marinas de antigüedad, serían un punto clave para proporcionar algunas respuestas.

Prakash ha comentado que «no sabemos mucho sobre los océanos del pasado». «¿Eran muy diferentes o similares en comparación con los océanos actuales? ¿Eran más ácidos o básicos, ricos en nutrientes o deficientes, cálidos o fríos, y cuál era su composición química e isotópica?», ha añadido.

La investigación se centra en los depósitos minerales encontrados, que se remontan a la época de la glaciación. El análisis de estos proporcionó que las cuencas sedimentarias se vieron escasas de calcio durante un prolongado período, debido a la baja entrada de los ríos.

Esto influyó en la formación de depósitos de magnesio, que en ese momento pudieron atrapar el agua del paleo océano en su espacio poroso a medida que se cristalizaban, formando una cápsula del tiempo.

«Durante este período, no hubo flujo en los océanos y, por tanto, no hubo entrada de calcio. Cuando no hay flujo ni entrada de calcio, a medida que se precipita más calcio, la cantidad de magnesio aumenta», explica Sajeev Krishnan, profesor de CEaS y coautor del estudio.

La falta de calcio también provocó una deficiencia de nutrientes, lo que propició el crecimiento lento de las cianobacterias fotosintéticas, que podrían haber comenzado a expulsar más oxígeno a la atmósfera. «Siempre que aumente el nivel de oxígeno en la atmósfera, habrá una radiación biológica (evolución)», ha señalado Prakash.

Está investigación puede ayudar a responder las preguntas relacionadas con la transformación de los océanos, la historia de la tierra tanto antigua como moderna, y sobre todo, enriqueciendo incluso la vida misma de nuestra evolución.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba