Tecnología

El vídeo del gato llamado Taters que acaba de llegar del espacio y su importancia en los futuros viajes a Marte

Los titulares sobre la noticia de que la NASA ha enviado un vídeo de un gato desde el espacio profundo se han multiplicado por todo internet. Taters, la mascota de un trabajador de la agencia espacial estadounidense y el protagonista de las imágenes en alta resolución, juega intentando ‘cazar’ un punto de luz creado por un puntero láser. Sin embargo, más allá de la trivialidad de este vídeo, este archivo significa mucho más: es la prueba de que somos capaces de comunicarnos rápidamente incluso a millones de kilómetros a distancia en el espacio. Incluso desde Marte, donde las próximas generaciones de astronautas pretenden llegar en la próxima década.

Porque el vídeo de Taters, de tan solo 15 segundos, es la demostración de que el nuevo sistema de comunicación láser de última generación ideado por la NASA funciona. Así lo anunció la agencia este lunes, explicando que el archivo fue enviado desde una nave a más de 30 millones de kilómetros de la Tierra, unas ochenta veces la distancia entre nosotros y nuestra Luna,, recorriendo este camino en tan solo 101 segundos.

Esta proeza fue posible gracias al instrumento enviado a bordo de la sonda Psyque, lanzada el pasado mes de octubre, y cuyo destino es el cinturón de asteroides y, concretamente, una extraña roca metálica que comparte nombre con esta nave espacial. «Uno de los objetivos era demostrar la capacidad de transmitir vídeo de banda ancha a lo largo de millones de kilómetros. Nada en Psyche genera datos de vídeo, por lo que normalmente enviamos paquetes de datos de prueba generados aleatoriamente», explica en un comunicado el director del proyecto de demostración tecnológica en el JPL, Bill Klipstein.«Para hacer que este evento tan importante sea más memorable, decidimos trabajar con diseñadores de JPL para crear un video divertido que capture la esencia de la demostración como parte de la misión Psyche», añadió.

Con esta tecnología láser ya se transmitían vídeos desde el espacio, pero mucho más cerca. La NASA se está preparando para enviar misiones tripuladas a Marte y este sistema de comunicación ayudará a la agencia a recibir y enviar comunicaciones al espacio de una forma mucho más rápida que la radio.

Los otros datos del vídeo

Subido antes del lanzamiento, el vídeo corto de ultra alta definición muestra un gato atigrado naranja llamado Taters, la mascota de un empleado del JPL, persiguiendo un puntero láser, con gráficos superpuestos. Los gráficos ilustran varias características de la demostración técnica, como la trayectoria orbital de Psyche, la cúpula del telescopio de Palomar e información técnica sobre el láser y su velocidad de bits de datos. También se exhiben el ritmo cardíaco, el color y la raza de Taters.

«A pesar de transmitir desde millones de kilómetros de distancia, fue capaz de enviar el vídeo más rápido que la mayoría de las conexiones a Internet de banda ancha», explica Ryan Rogalin, líder de electrónica del receptor del proyecto en el JPL. «De hecho, después de recibir el video en Palomar, fue enviado al JPL a través de Internet, y esa conexión era más lenta que la señal proveniente del espacio profundo. El DesignLab de JPL hizo un trabajo fantástico ayudándonos a mostrar esta tecnología: a todo el mundo le encantan los Taters».

También hay un vínculo histórico: a partir de 1928, una pequeña estatua del popular personaje de dibujos animados Félix el Gato apareció en transmisiones de prueba de televisión. Hoy en día, los vídeos y memes de gatos son algunos de los contenidos más populares en línea.

Hito tras hito

Este último hito se produce después de que se alcanzara la ‘primera luz’ el 14 de noviembre. Desde entonces, el sistema ha demostrado velocidades de descarga de datos más rápidas. y mayor precisión de señalización durante sus controles semanales. En la noche del 4 de diciembre, el proyecto demostró velocidades de bits de enlace descendente de 62,5 Mbps, 100 Mbps y 267 Mbps, comparables a las velocidades de descarga de Internet de banda ancha. El equipo pudo descargar un total de 1,3 terabits de datos durante ese tiempo. A modo de comparación, la misión Magallanes de la NASA a Venus descargó 1,2 terabits durante toda su misión de 1990 a 1994.

«Cuando llegamos a las primeras luces, estábamos entusiasmados, pero también cautelosos. Esta es una tecnología nueva y estamos experimentando cómo funciona», afirma Ken Andrews, líder de operaciones de vuelo del proyecto en JPL. «Pero ahora, con la ayuda de nuestros colegas de Psyche, nos estamos acostumbrando a trabajar con el sistema y podemos fijar la nave espacial y las terminales terrestres por más tiempo que antes. Estamos aprendiendo algo nuevo durante cada pago».

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba