Sexualidad

El verdadero mundo de OnlyFans en Perú: ¿es cierto que se gana tanto en la plataforma?

Muchas personas bromean con la idea de crearse una cuenta de OnlyFans para “salir de la pobreza”. La idea de crear contenido sexual y recibir dinero por los “nudes” o desnudos —que muchas veces se envían con consentimiento en las relaciones sentimentales— puede sonar realmente gratificante. Sin embargo, para ingresar en el mundo de la venta de contenido para adultos no solo se necesita una cámara de celular o la voluntad de mostrar el cuerpo, sino también una estrategia de marketing, creatividad y, sobre todo, valentía. 

“No es que creas un perfil y de la nada llegan suscriptores y grandes cantidades de dinero”, comenta Romaxi, una universitaria y creadora de contenido sexual.  

Ella se unió a la plataforma de suscripción cuando la COVID-19 obligó a todas las personas a permanecer en sus casas. El sexo pasó de ser una actividad que se realiza en pareja a una en solitario. La masturbación tomó protagonismo, los juguetes sexuales se empezaron a vender más y la pornografía, con la paralización de las grabaciones de las productoras, se trasladó a Onlyfans. 

PUEDES VER: Stephanie Castro de Inkasex: «En producción nadie se excita, todo es profesional»

En plena ola de decesos por el coronavirus, la red social fundada por el empresario Tim Stokely, en el 2016, creció con alrededor de 200.000 nuevos usuarios cada 24 horas y sumaba entre 7.000 y 8.000 recientes creadores al día. Ante este inminente crecimiento, los creadores de contenido sexual en Perú no dejaron de sumarse.

Las modelos Xoana Gonzales, Fátima Segovia y Deysi Araujo son algunas de las figuras del país que han triunfado en este negocio al ganar hasta 10.000 dólares. Sin embargo, también existen otros vendedores de contenido peruanos no famosos que han sabido abrirse camino.

Algunos de ellos son Agridulce, Misha, Joaquín*, Diego y Romaxi, quienes le cuentan a La República sus vivencias, aprendizajes y experiencias (buenas y malas) de trabajar en Onlyfans. 

La venta de contenido sexual

Según varios medios internacionales y especialistas en la industria de contenido para adultos, Onlyfans llegó para democratizar el mercado de la pornografía. Es decir, ha suprimido la interferencia de terceros (las compañías pornográficas) para crear un vínculo directo entre los actores y el público. Sin embargo, a pesar de contar con esta aplicación en el celular, iniciarse en ella no es nada sencillo. Los vendedores de contenido cuentan que, para llegar a tener un público en OnlyFans, primero es necesario buscar redes sociales alternas para promocionarse. No obstante, a diferencia de otros negocios —que pueden utilizar plataformas, como Instagram, TikTok o Facebook, que no tienen restricciones— los creadores de contenido sexual solo pueden publicitarse en Twitter, una de las pocas redes sociales que permiten colgar contenido explícito.

“Te creas tu Twitter, subes fotos, vídeos y así. Tienes que ser bastante constante para así ganar público para tu Only, y, de ahí, cuando ya tienes una base sólida de seguidores, ya puedes empezar a vender contenido, ya sea por Onlyfans, Telegram o por WhatsApp”, relata Diego, quien se unió a la plataforma a los 18 años. 

La promoción en Twitter de Agridulce para Onlyfans.

En un principio, las fotografías de muchos de ellos eran menos descubiertas en comparación con las que se venden ahora. Con el tiempo, se dieron cuenta de que los suscriptores no iban a pagar por su contenido si solo subían fotos de sí mismos en ropa interior.

“Yo me dije que solo iba a subir desnudo, porque eso es lo que siempre hacía, pero no cosas muy explícitas. Luego, mientras fui avanzando, vi que me pedían (mostrar más) y, como me sentí cómoda, yo dije ‘bueno, empecemos dando cositas cortitas’. Y así fui subiendo de nivel hasta ahora que hago videos netamente porno y con la caracterización de mi contenido, que puede variar entre colaboraciones, sexo anal, oral o incluso bailes sensuales (twerk)”, indica Agridulce, una fotógrafa de contenido erótico. 

PUEDES VER: Xoana González hace tutoriales de sexo con su esposo para OnlyFans: “Me siento la gurú del amor”

Sin embargo, subir fotografías o videos al feed de Onlyfans no es la única forma de vender contenido sexual. Los creadores comentan que también realizan videos personalizados, que sus seguidores les piden de manera directa, de acuerdo con sus gustos, condiciones y con el precio que oferta cada trabajador. 

“Hay preferencias sexuales de todo tipo. Hay quienes me piden que me haga una sesión de fotos desnudándome o de repente me preguntan si es que estoy depilada o no. De acuerdo a sus preferencias, me piden y ya yo decido si sí o no”, comenta Misha, una estudiante de Personal Training y bachiller en Medicina Veterinaria.

Asimismo, los fans se convierten en clientes. Y, para lograr que pasen de seguidores a suscriptores fieles, muchas veces es necesario agregar valor a su trabajo para cumplir con sus requerimientos. 

“Les hago preguntas de como están o les cuento cómo me ha ido durante el día. También, esporádicamente, envío mensajes directos con fotos, videos o audios sin costo adicional, y, si me responden en el momento, se puede alargar la conversación, generar una interacción directa sin que pague”, indica Misha.

1692556146 381 El Verdadero Mundo De Onlyfans En Peru ¿Es Cierto Que

Misha conversa con fans. Foto: GLR

Hablemos de números

Todo este esfuerzo laboral por parte de los creadores debe reflejarse en el dinero que ganan, y, aunque la leyenda indique que con la venta de contenido en OnlyFans se gana mucho, no es tan cierto como parece.

De acuerdo con los trabajadores, el mercado peruano no es tan amigable con ellos, ya que el regateo también está presente en este negocio. De hecho, algunos buscan pagar por fotos y videos —que toman horas en hacerse— solo 3 o 5 dólares. 

“Por mi salud mental, cuando me preguntan si les puedo dar una rebaja, les digo que no. Antes me gastaba explicándoles, pero ahora les pongo un límite y, si insisten, los bloqueo de inmediato, porque he aprendido que no estoy para pedirles favores a ellos. Si quieren ver mi contenido, chévere, y, si no, hay más clientes y más creadoras”, expresa Misha. 

Entonces, ¿cuánto gana realmente un creador de contenido en Onlyfans? La plataforma de Tim Stokely, en su ranking de data de 2023, informó que la ganancia promedio de un creador es de US$151 al mes. Sin embargo, para que esa ganancia se justifique, se debe analizar cuantas tantas horas y recursos se le dedica a este negocio.

Según Romaxi, las ganancias muchas veces dependen del precio, el contenido que se venda, las promociones y el alcance de la promoción de uno mismo.

“El monto que ganas por cada mes varía. Por ejemplo, en mi etapa de menos afluencia cobraba 6 dólares y tenía 23 suscriptores, pero luego en una mejor época he llegado a tener 130 fans y a cobrar 8 dólares. Descontando el 20% que quita Onlyfans y la comisión del banco, podía ganar hasta 300 dólares, fuera de las propinas y los videos personalizados”, dice Romaxi.

En síntesis, sí es posible tener éxito en Perú sin ser Xoana Gonzales. Agridulce llegó a estar en el top 4 a nivel internacional y a ganar tanto que su contenido fue amenazado.

“Me hice tan conocida que mi crecimiento generó resentimiento por parte de hombres que no aguantaban la idea de que yo gane dinero a través de mi contenido sexual”, indica la fotógrafa. 

PUEDES VER: ¿Qué fue de Alexis Amore, la reconocida actriz porno peruana que trabajó en Playboy TV?

Para evitar este contexto hostil, Joaquín, un creador de contenido peruano y exestudiante universitario, desde un inicio decidió bloquear su contenido para nuestro país y ganar fama en otros lugares, como Brasil, Estados Unidos, Canadá, así como en países de Europa y Asia.

“Es una realidad que, en Latinoamérica, no pagan, pero en países donde manejan el dólar o el euro, sí. Por eso, yo decidí redireccionar mi contenido en redes sociales y contacté a otros creadores (extranjeros) para que me ayuden a mover mis videos por sus ciudades y países. De un momento a otro, mi contenido empezó a crecer y se triplicó en un solo mes, cosa que, para un chico de 20 años, que solo tuvo un único trabajo donde ganaba 400 soles al mes, pasar a ganar $3.000 al mes fue como que demasiado emocionante”, expresó. 

Sin embargo, la rentabilidad de Joaquín no solo se consolidó con el aumento de suscriptores, sino también con el contenido personalizado. Como en el mercado extranjero el valor de las fotos es diferente, él por videos de 10 o 15 minutos (lo que depende del contenido) llegar a cobrar hasta 100 dólares. 

“Y una videollamada con los suscriptores de 7 a 15 minutos también entre 100, 150 o 200 dólares. No hay un precio fijo. Si ellos no pueden pagar tanto, que le bajas un poco, pero cada uno maneja ciertos precios. Conozco otros creadores que manejan a 200 dólares la llamada por promedio de 10 minutos”, señala.

Las formas de generar ganancias no se limitan a la venta de contenido. El conocimiento sexual también se valora. Por ejemplo, Joaquín puede cobrar hasta 30 dólares por calificar miembros sexuales. Es decir, los suscriptores le envían fotografías de estos y él debe decirles que les parece y darles una puntuación del 1 al 10. 

Todo este trabajo le exige a Joaquín una gran para de su tiempo. Por eso, ahora que cuenta con 4.400 seguidores y no alcanza a responderles a todos, ha contratado un asistente. 

“El dinero es bueno, pero quiero un descanso. Hay algo que es como una parte secreta y que no muchos saben, pero se maneja bastante el contrato de asistentes. Grandes creadores de contenido manejan uno que les publica las fotos, les maneja los mensajes, etc.”, cuenta.  

PUEDES VER: ¿Cómo hacen los actores porno para que su erección dure horas? Pornstars revelan sus técnicas

Y, aunque los suscriptores no lo saben, muchas veces es el asistente quien chatea con ellos, califica las dickpicks y simula una interacción en tiempo real con videos pregrabados. Por esa gestión, los asistentes ganan un 20% o 35% de las ganancias brutas. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que este es un trabajo de tiempo completo y sin horario fijo, ya que se requiere responder a clientes de varias partes del mundo con diferentes horarios. 

“Todo es falso, como en la industria del porno. Se ha vuelto como un negocio más donde al creador no le importa si realmente está disfrutando (el cliente). Solo le importa sacarle el dinero”, asevera Joaquín sobre el mundo detrás de Onlyfans.

Este reportaje cuenta con dos partes. La siguiente parte, que narra los peligros y consecuencias de entrar en este negocio, podrás encontrarla en la sección de Sexualidad de La República.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba