Tecnología

El mejor mes para quedarse embarazada, según la ciencia

Un estudio elaborado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (BUSPH) ha concluido que el mes de noviembre es uno de los meses en los que es más probable que las parejas conciban con mayor facilidad, según lo demuestran los picos de cumpleaños en España que existen durante la temporada de verano y principios de septiembre, que es uno de los meses con más nacimientos.

Según el estudio de BUSPH, las parejas suelen empezar a intentar concebir en septiembre, pero las mejores posibilidades de quedarse embarazada es a finales de noviembre y principios de diciembre, aunque es algo en lo que influyen otros aspectos, como las temperaturas ya que el calor incide negativamente en la calidad y la producción de semen y por contra, el frío les va bien, según Fertilab Barcelona.

Por otra parte, la alimentación también influye. Según la doctora del Hospital de La Paz, María Calle Fernández, defiende que aunque no hay alimentos milagrosos, una dieta equilibrada «puede ayudar a mejorar la salud del sistema reproductor» y hay alimentos que pueden ser de ayuda, como lo son las frutas rojas y naranjas (fresa, granada, naranjas, chirimoya, uvas…), que se pueden encontrar sobre todo en la temporada de otoño. Por otra parte, los frutos secos o las verduras de hoja verde, como las acelgas, que también se pueden encontrar en otoño, también pueden ser de gran ayuda.

Noticias relacionadas

Algunas razones por las que muchas mujeres escogen el otoño, pasan por el cálculo del parto en fechas de vacaciones o bien por razones climatológicas. Por otra parte, existen otras razones más puramente físicas como la acentuación de las estrías por el extremo del frío o el uso de zapatos cerrados, algo que en verano es más desagradable. Otras mujeres tienen también en cuenta que estar embarazada puede ser más agradable durante los meses en los que apetece más quedarse en casa y no tanto en los que hace mucho calor.

Según Sanitas, el 90 por ciento de las parejas que lo intenta, consigue concebir en esta época, mientras que el 10 por ciento restante no lo consigue, ya sea por causas físicas adquiridas o bien por otros hábitos desfavorables al embarazo. «Si la pareja no consigue concebir en menos de un año o su edad supera los 35, es recomendable que se consulte a un especialista y, si cabe, que se contemplen otras alternativas para tener un hijo como la adopción o la fecundación ‘in vitro'», revelan desde Fertilab Barcelona.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba