Tecnología

El Congreso de EE.UU. considera ‘poco realistas’ los planes de la NASA para volver a la Luna en 2025

El Congreso de los Estados Unidos acaba de arrojar un jarro de agua fría sobre los ambiciosos planes de la NASA para volver a la Luna en dos años. Una auditoría de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de EE.UU (GAO), en efecto, ha calificado de ‘poco realista’ la fecha de 2025 para que un humano pueda volver a pisar nuestro satélite, y considera que ese plan sufrirá varios años de retraso.

Sin depender de ningún partido político, la GAO, considerada como ‘el brazo de investigación’ del Congreso, proporciona a los legisladores norteamericanos información independiente sobre los asuntos más variados.

El plan de la NASA para regresar a la Luna se basa en tres misiones Artemis, la primera de las cuales, no tripulada, llevó con éxito a la nave Orión a la órbita lunar hace justo un año. Artemis II, cuyo lanzamiento está programado para noviembre de 2024, sí transportará astronautas, pero no aterrizará en la Luna y repetirá el recorrido de la misión anterior. Un año después, en diciembre de 2025, Artemis III debería aterrizar sobre la superficie lunar y cumplir el sueño de volver llevar seres humanos allí.

Múltiples desafíos

Pero la auditoría de la GAO es contundente. La NASA, reza el informe, se enfrenta a múltiples desafíos internos y problemas con los contratistas, especialmente en el desarrollo de su módulo de aterrizaje lunar y sus trajes espaciales. Lo cual hace que sea ‘poco probable’ que los astronautas consigan poner un pie en la Luna en la fecha prevista. En particular, la GAO encontró que ‘el ambicioso cronograma’ de la NASA, 13 meses más corto que el promedio para otros grandes proyectos de la agencia, no es realista en absoluto.

«La complejidad de los vuelos espaciales tripulados -dice el informe- sugiere que no es realista esperar que el programa complete su desarrollo más de un año más rápido que el promedio de los grandes proyectos de la NASA, la mayoría de los cuales no son proyectos de vuelos espaciales tripulados».

La GAO señala especialmente los retrasos en el desarrollo del Sistema de Aterrizaje Humano (HLS), que transportará a los astronautas desde la Orión a la superficie y viceversa, volviendo a llevarlos después hasta la nave en órbita. La NASA firmó, para el desarrollo del HLS, un contrato de 1.150 millones de dólares con SpaceX,la empresa espacial de Elon Musk. El HLS será una versión modificada del sistema Starship de la compañía pero hasta ahora, dice la auditoría, 8 de los 13 hitos previstos en su desarrollo han sufrido retrasos. Y dos pruebas de vuelo orbital terminaron con la destrucción de los módulos. Según la GAO aún queda «un gran volumen de trabajo» para que SpaceX pueda cumplir con el programa previsto de alunizaje.

Pero SpaceX no es el único contratista con problemas para cumplir los plazos. Axiom Space, por ejemplo, encargada de desarrollar los trajes espaciales altamente especializados para los astronautas de la NASA, aún necesita completar un ‘trabajo importante’ para resolver los desafíos de diseño existentes, incluidas varias revisiones necesarias para proporcionar «la cantidad mínima de soporte vital de emergen

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba