Tecnología

Después de la Luna, India quiere conquistar el Sol

India cumplió la semana pasada una gran hazaña al conquistar el cotizado polo sur de la Luna, y ahora su próximo objetivo es el Sol. La Agencia India de Investigación Espacial (ISRO) anunció a principios de semana que mañana, sábado 2 de septiembre, lanzará un satélite para estudiar el Sol y en concreto la meteorología del espacio.

Entre los propósitos del satélite y bajo el nombre de Aditya-L1, está entender mejor las dinámicas del viento solar. Para ello, la nave espacial cargará con siete instrumentos para observar las capas exteriores de la estrella —la fotósfera, la cromósfera y la corona— mediante detectores de campos electromagnéticos y de partículas.

El satélite, bautizado con el nombre de ‘Aditya’ —que significa ‘sol’ en hindi—, se situará en órbita a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra. El lugar escogido es el Punto de Lagrange-1 (L1), un ‘punto de equilibrio’ gracias a la interacción de las fuerzas gravitacionales de la Tierra y la Luna. Además, este lugar es perfecto para los exploradores solares como Aditya-L1, ya que permite una vista sin obstáculos del Sol que nunca es eclipsado por la Tierra. «El observatorio ofrecerá una mayor ventaja para examinar la actividad solar y sus efectos sobre la meteorología espacial en tiempo real», precisó por su parte la ISRO.

Sin embargo, según informa la Agencia Espacial Europea (ESA), Aditya-L1 no viajará a L1 directamente desde el lanzamiento. En lugar de ello, los operadores de ISRO tendrán que realizar una «maniobra de transferencia» similar a la que la ESA realizó recientemente para llevar su telescopio Euclid a L2.

Esta maniobra se realizará poco después del lanzamiento, ya que la cantidad de combustible necesaria para alcanzar la trayectoria deseada crece rápidamente con el tiempo. La idea es que Aditya-L1 primero maniobre para ajustar su órbita alrededor de la Tierra después del lanzamiento, para después realizar una maniobra de transferencia a L1.


Infografía con el trayecto y las maniobras que deberá realizar Aditya


ESA

Está previsto que el satélite llegue a L1 aproximadamente 100 días después del lanzamiento. En ese momento, Aditya-L1 se unirá a naves espaciales como el Observatorio Heliosférico Solar (SOHO) de la ESA/NASA, que ha estado en L1 desde 1996.

Órbita inestable

Uno de los peligros a los que se enfrenta la nave es la órbita inestable que genera L1. Aditya no podrá mantenerse en la misma posición indefinidamente, por lo que tendrá que recalcular su posición aproximadamente una vez al mes para mantenerse en la órbita correcta.

Ante esto, surge el problema de que ocurran errores de trayectoria o que la nave no pueda realizar las maniobras mensualmente. Por ejemplo, en junio de 1998, la misión SOHO experimentó un problema y no pudo mantener su posición. El error en su órbita creció tan rápido y de manera tan impredecible que se perdió el contacto con la nave espacial y comenzó a flotar hacia el vacío.

Un equipo combinado de expertos de la NASA y la ESA se puso a trabajar para recuperar de forma segura la nave espacial, y finalmente la encontró lejos de su posición esperada y restableció el contacto. 25 años después, SOHO todavía está en órbita alrededor de L1 y proporciona valiosos datos científicos. De esta anécdota debe aprender ISRO para no cometer el mismo error con su observatorio espacial.

.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba